Portada Berriak Asia Iraq El gobierno iraquí exige a España que impida la celebración de la Conferencia de Gijón
El gobierno iraquí exige a España que impida la celebración de la Conferencia de Gijón PDF Inprimatu Email
2010/05/26

Iraq Solidaridad[IraqSolidaridad] El gobierno interino iraquí presiona al gobierno español para que no permita la celebración de la Conferencia de Gijón y amenaza con “repercusiones negativas” para el Estado español.

“El gobierno iraquí ha informado que exigirá al gobierno español que impida la celebración de las actividades previstas en Gijón y Madrid entre los días 18 al 21 de junio en el marco de la 'Conferencia Internacional de la Resistencia Política Iraquí. Iraq, soberanía y reconstrucción democrática', organizada por la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq. Según la nota oficial, el gobierno de al-Maliki exigirá a España que no permita la celebración de este encuentro, en el que 'participarán personas reclamadas [por el gobierno iraquí] por prestar apoyo y financiación a la violencia' y ha amenaza —por medio del Consejero de Prensa del primer ministro iraquí y director del Centro Nacional de Prensa, Ali Musawi— de 'repercusiones negativas' sobre España. Según medios árabes, las autoridades colaboracionistas iraquíes pueden llegar a pedir la entrega de los participantes iraquíes, la mayoría de los cuales han visitado el Estado español en ocasiones anteriores y algunos de los cuales ya han obtenido su visado de entrada.”

En una nota difundida el lunes, 24 de mayo por la Oficina de la Presidencia del primer ministro iraquí en funciones, Nuri al-Maliki, el gobierno iraquí ha informado que exigirá al gobierno español que impida la celebración de las actividades previstas en Gijón y Madrid entre los días 18 al 21 de junio en el marco de la “Conferencia Internacional de la Resistencia Política Iraquí. Iraq, soberanía y reconstrucción democrática”, organizada por la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI) [1]. Según la nota oficial, el gobierno de al-Maliki exigirá a España que no permita la celebración de este encuentro, en el que “participarán personas reclamadas [por el gobierno iraquí] por prestar apoyo y financiación a la violencia”. Según medios árabes, las autoridades colaboracionistas iraquíes pueden llegar a pedir la entrega de los participantes iraquíes, la mayoría de los cuales han visitado el Estado español en ocasiones anteriores y algunos de ellos ya han obtenido su visado de entrada para esta ocasión.

En los encuentros previstos en el Estado español participarán máximos representantes de las principales corrientes del campo anti-ocupación, a los que acompañarán intelectuales y activistas iraquíes, personalidades internacionales y representantes de organizaciones europeas y de EEUU. En la Conferencia de Gijón se espera que estas formaciones hagan público un primer comunicado conjunto en el que se reivindique la legitimidad de resistencia frente a la ocupación según los parámetros legales internacionales y se condene expresamente todo tipo de terrorismo, se defienda la integridad de Iraq y el reconocimiento y respeto de sus nacionalidades y de los componentes del pueblo iraquí, el recurso al diálogo como método para resolver los problemas entre los iraquíes, la explícita defensa de la pluralidad política y la alternancia pacífica en el poder de acuerdo con la voluntad del pueblo expresada a través de las urnas— y, por último, el principio de igualdad de deberes y derechos de todos los iraquíes, así como el reconocimiento y el acatamiento de todos los acuerdos internacionales relativos a la protección de los Derechos humanos.

Amenazas de “repercusiones negativas”  para España
Ali Musawi, Consejero de Prensa del primer ministro iraquí y director del Centro Nacional de Prensa, declaraba el lunes al diario oficialista iraquí al-Sabah “que el gobierno [iraquí] deplora la celebración de tales conferencias, cuyo objetivo es desbaratar los esfuerzos de estabilidad y seguridad en el país, y golpear la experiencia democrática [en Iraq]”. Al-Musawi informa que el Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí se dirigirá urgentemente al gobierno español “por vía diplomática (…) para evitar la celebración de la Conferencia” en la que —según afirma el director del Centro Nacional de Prensa— está previsto que participen ciudadanos iraquíes “que apoyan al terrorismo”, un recurso habitual de los gobiernos surgidos de la invasión para caracterizar al conjunto de las organizaciones del campo anti-ocupación. Según recoge al-Sabah citando a Musawi, “el gobierno iraquí rechaza que España o cualquier otro país acoja este tipo de Conferencias que afectan negativamente a la situación de Iraq”.

Igualmente, el diario en lengua árabe Sharq al-Awsat informa en su edición del martes, 25 de mayo [2], que Ali Musawi ha indicado a este medio “que el Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí se ha movilizado para protestar por la celebración de esta Conferencia, así como de cualquier otra de similares características en cualquier otro país, y ha informado a su contraparte española sobre su malestar sobre el asunto y las posibles repercusiones negativas que la Conferencia tendría en las relaciones bilaterales”.

Desde enero de 2010, un coronel de la Guardia Civil es el máximo responsable de la misión de la Unión Europea para Iraq —denominada “Eujust Lex”—, cuyo objetivo es formar a policías, fiscales y personal de instituciones penitenciarias; asimismo, tal y como informó en Madrid el vicepresidente de EEUU, Josep Biden, durante su visita del principios de mayo, la Guardía Civil formará asimismo a la policía iraquí de fronteras [3].

Desde la celebración de las elecciones legislativas en Iraq el pasado 7 de marzo, la situación interna en el país está pendiente de que Nuri al-Maliki, primer ministro en funciones, logre mantenerse en el cargo con el apoyo de la segunda lista confesional chií, la Alianza Iraquí, a fin de arrebatarle el triunfo a Iyad Allawi, que encabeza la lista más votada, con 91 de los 325 escaños del Parlamento. En estas semanas, el régimen iraní ha tutelado las negociaciones e impuesto un acuerdo en Teherán —que incluye la reelección de al-Maliki—, acuerdo finalmente aceptado por Moqtada as-Sadér [4], inicialmente hostil a la reelección de al-Maliki.

Nuevamente según Sharq al-Awsat, Musawi ha señalado que el gobierno interino iraquí pedirá al gobierno español la entrega de los participantes en la Conferencia contra los que se hubieran emitido órdenes judiciales de captura. La mayoría de los participantes iraquíes previstos en las actividades de Gijón y Madrid han visitado el Estado español con anterioridad y algunos de ellos ya han obtenido en estas semanas su visado de entrada en la Unión Europea.

 

Notas:
1. Véase en IraqSolidaridad: Conferencia Internacional de la Resistencia Política Iraquí Programa de Actividades Públicas: Gijón, 18 al 20 de junio / Madrid, 21 de junio de 2010
2. “El gobierno iraquí protesta por la celebración de una conferencia sobre la resistencia iraquí en España. Un consejero del Maliki asegura: el encuentro perjudica las relaciones bilaterales” (en árabe), Al Sharq al Awsat, 25 de mayo de 2010
3. El País, 16 de abril y 9 de mayo de 2010.
4. AP, 23 de mayo de 2010.

 
Banner

AGENDA

April 2014
As As As Os Os La Ig
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30
Egun hauetan ez dago ekintza programaturik
Ikusi egutegi osoa