Portada Multimedia
Multimedia
UHintifada 344: Koldo Salazar: «El plan Andinia ya se planteaba en los textos fundacionales del sionismo y busca acaparar los recursos naturales de la Patagonia» PDF Imprimir E-mail
UHintifada
21/03/2019

En los últimos tiempos se han multiplicado las denuncias, especialmente por parte de la colectividad mapuche, de la injerencia de Israel en el territorio de la Patagonia argentina y chilena.  Es por ello que en la edición de esta semana nos hemos acercado al análisis de lo que se conoce como Plan Andinia, o el plan sionista para colonizar esta región del cono sur americano; y lo hemos hecho de la mano de Koldo Salazar Lopez, escritor y analista de geopolítica en Oriente Medio y Africa, autor del libro “La cuestión israelí, crónica de la resistencia palestina”, y del blog otralectura.com. En su intervención Salazar se remonta a los textos fundacionales del sionismo donde el propio Theodor Herzl plantea la posibilidad  de crear el futuro estado judío en la Patagonia. Desde entonces y durante más de un siglo la colectividad sionista ha intentado colonizar territorio en esta región. El autor descarta que hubiera una intención de crear una alternativa ante el posible fracaso del proyecto israelí, y ve más bien la intención de acaparar los abundantes recursos naturales de la zona, muy escasos en el área de Palestina, y necesarios para alimentar su proyecto expansionista . Este proyecto se ha traducido en los últimos tiempos en la presencia, cada vez más masiva, de población israelí en la zona, muchos de ellos soldados de remplazo camuflados como mochileros, que por su propia idiosincrasia han entrado en conflicto con la población local. Así mismo, denuncia que el lobby sionista trata de desacreditar las críticas a este plan colonialista tachándolas de teorías conspirativas antisemitas.

 
UHintifada 342: Helena Bengoetxea: «La ocupación controla todos los aspectos de la vida en Palestina, incluso el futbol, como cualquier actividad de la vida cotidiana» PDF Imprimir E-mail
UHintifada
04/03/2019

MarkazMarkaz Shabab Tulkarem es el equipo de futbol del campo de refugiados del mismo nombre, en Tulkarem, al norte de los territorios ocupados de Cisjordania. Tratándose de un equipo conformado por población refugiada, afronta dificultades más allá de la las de un equipo corriente: un reducido presupuesto, carencias en las infraestructuras, dificultades de movilidad de sus integrantes... A pesar de ello, este club surgido en el seno de una iniciativa cultural del campamento de refugiados ha llegado a jugar en la primera división. Un grupo de periodistas pamploneses siguió durante la pasada temporada las vivencias y avatares de los jugadores del Markaz Tulkarem y está trabajando para recopilar esas experiencias en un libro de fotografías que pronto verá la luz: Markaz Tulkarem, el retorno del equipo refugiado. Esta semana hemos contado en los micrófonos de Uhintifada con la colaboración de una de ellas, Helena Bengoetxea. La periodista y documentalista navarra nos ha explicado en qué condiciones se desarrolla la práctica deportiva en los territorios ocupados, y a qué dificultades debe hacer frente la población refugiada para jugar al futbol. Al fin y al cabo, el futbol, y en general el deporte y el juego, son actividades de la vida cotidiana que, como otras facetas de la vida, están condicionadas por la ocupación. Por ejemplo, ha contado que varios miembros del club han pasado por la cárcel, y que en las casas de muchos de ellos hay presos y mártires. Así mismo, ha subrayado que jugar al futbol, como desarrollar cualquier otra faceta de la vida cotidiana, es una manera de seguir viviendo; y en Palestina vivir es resistir.

 
UHintifada 341: Barbara Demurtas: «El tranvia es una infraestructura permanente en terreno ilegalmente ocupado, que lo convierte defacto en territorio anexionado» PDF Imprimir E-mail
UHintifada
25/02/2019

TranviaEn la edición de esta semana volvemos a abundar en uno de los temas que en las últimas semanas ha puesto a Euskal Herria en el punto de mira de la opinión pública internacional. El comité de empresa de la empresa CAF exigía por unanimidad a la dirección de la factoría que se retire de la licitación de las obras del tranvía de Jerusalem, al considerar que el proyecto vulnera la legislación internacional y los derechos humanos del pueblo palestino. Para conocer más en profundidad las implicaciones sociales y estratégicas de esta infraestructura charlamos en los micrófonos de Uhintifada con Barbara Demurtas, trabajadora de la organización Mundu Bat y residente en Jerusalem Este. Demurtas nos explica como el tranvía integra en el casco urbano de Jerusalem las colonias al este de la linea verde, lo que fortalece la anexión de estos territorios ilegalmente ocupados y las políticas de colonización. Además, mientras está vetado al uso de la población local palestina, facilita el acceso de los colonos a los barrios palestinos. Explica que el tranvía forma parte de un plan a largo plazo que tiene como objetivo la eliminación de la población palestina de Al Quds-Jerusalem y la consecución del propósito de establecer Jerusalem como capital de Israel. Nos desgrana, además, el entramado de medidas legales, administrativas y urbanísticas dirigidas a la consecución de este fin.

 
UHintifada 340: Koldo Saenz (LAB): «En esta situación socioeconómica que los trabajadores antepongan los derechos humanos a la carga de trabajo es una decisión tan poco habitual como valiente» PDF Imprimir E-mail
UHintifada
20/02/2019

cafHace un par de semanas nos llegaba desde Beasain (Gipuzkoa) una noticia que ha levantado una gran polvareda. El comité de empresa de CAF hacía llegar a la dirección de la factoría la petición de que se retire de la licitación del proyecto de construcción del tranvía de Jerusalem. La iniciativa tenía tanto eco a nivel internacional que incluso la dirección de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) remitía una carta a los trabajadores de la factoría gipuzkoana agradeciéndoles su gesto solidario con los derechos humanos de la población palestina. La empresa ferroviaria vasca está inmersa en el concurso de adjudicación de la construcción de dicha infraestructura, y los trabajadores han rechazado participar en el proyecto que vulnera el derecho internacional y conculca los derechos humanos. Por una parte, el tranvía será construido en terrenos ilegalmente ocupados, lo que contraviene la legislación internacional; y por otra, se trata de un medio de transporte de uso exclusivo para colonos que segrega a la población palestina autóctona. Además, el conocido como "tranvía del apartheid" es un elemento clave en las políticas de limpieza étnica de la administración israelí; ya que, a través de esta infraestructura, se comunican e integran en el núcleo urbano de Jerusalem asentamientos de colonos ilegales de Cisjordania y se separa físicamente del mismo núcleo urbano a los barrios de población palestina. De esa manera, se elimina a la población autóctona modificando la demografía de la ciudad.

En la edición esta semana charlamos en los micrófonos de Uhintifada con Koldo Sanz, responsable de relaciones internacionales del sindicato LAB, mayoritario en CAF. En su intervención ha puesto en valor la decisión de los trabajares, que en una situación socioeconómica crítica, han priorizado los criterios éticos y han antepuesto los derechos humanos frente a un contrato que les podría traer una gran carga de trabajo, lo que califica como una decisión tan poco habitual como valiente. Ha explicado que el compromiso de su sindicato con las reivindicaciones de la campaña BDS debe de ir más allá de firmar manifiestos, y que en ocasiones como esta debe de materializarse en compromisos concretos. Así mismo, ha advertido que en Euskal Herria hay muchas empresas que, como CAF, tienen acuerdos comerciales con Israel; y que el posicionamiento que adopte la factoría de Beasain ante la reclamación de sus trabajadores puede ser en un futuro ejemplar para otros casos.

 
UHintifada 339: «El olivo es un símbolo de resistencia, cada palmo de olivar que se abandona es un pedazo de tierra más que invaden los colonos.» PDF Imprimir E-mail
UHintifada
11/02/2019

olivoEn la edición de esta semana os presentamos una de las colaboraciones que nos brindan mensualmente los compañeros del nodo BDS de Bilbo. En esta ocasión Mikel Mariño entrevista a Iskra, un miembro del colectivo que el pasado mes de octubre participó en la campaña de la recogida de la aceituna de la mano de la organización Unadikum. Desde Unadikum, y en respuesta al llamamiento realizado por las campesinas palestinas, organizan brigadas solidarias que acuden en la temporada de la recolecta de la oliva a acompañar a las agricultoras en esa tarea, que en los últimos años, a medida que se ha incrementado la amenaza constante por parte de los colonos y el ejército ocupante, se ha convertido en una actividad de alto riesgo. Iskra relata que la administración ocupante concede permiso durante un periodo muy limitado para poder cosechar, por lo que son necesarias el máximo numero de manos para realizar la tarea en el tiempo más breve posible. Explica que el olivo es de una importancia trascendental para el sector primario palestino desde el punto de vista económico, pero que también es de gran importancia simbólica y estratégica. Simbólica, porque la existencia de los olivos milenarios atestigua la presencia ancestral del pueblo palestino en esa tierra y desmonta el relato histórico sionista. Y estratégica, porque mientras permanezcan los olivos la propiedad de esa tierra seguirá recayendo en manos palestinas. Cada palmo de olivar que, por presión de la ocupación, abandonan las palestinas, es un pedazo de tierra más que pasa a ser invadido por los colonos. Es por eso que los olivares, especialmente en la época de la cosecha, están en el punto de mira de las ordas colonas. Es una lucha palmo a palmo, que convierte al olivo en un símbolo de resistencia.

 


Banner

TWITTER KI

 

UHintifada